VANIDAD: UNA BUENA CÓMPLICE

Desde el momento del diagnóstico usted recibe una serie de información, recomendaciones terapéuticas, instrucciones, guías y consejos necesarios para mantener bajo control la diabetes: cómo tomar o aplicar, cuántas unidades de insulina o pastillas, cuándo: antes, con o después de las comidas; un plan de alimentación y de ejercicios, todo minuciosamente preparado de acuerdo a sus necesidades. El objetivo propuesto es VIVIR MUY BIEN.

Después de algunos meses, otros después de algunos años (todo depende de la personalidad de cada quien) se cansan de tener que cumplir con tantas responsabilidades y es entendible, porque la persona que tiene diabetes siente que estas exigencias terapéuticas son, además de una PROHIBICIÓN, una OBLIGACIÓN.
"Querida Amiga Diabetes" se permite recomendar, con gran seguridad, que "LA VANIDAD" es una muy buena opción y una buena herramienta para lograr un buen control.
Y no me refiero a esa manifestación de soberbia o arrogancia o a sentirse superior a los demás, me refiero a esa coquetería que debe tener cualquier hombre y mujer para cuidarse, verse y sentirse bien.

¿CÓMO UTILIZAR LA VANIDAD A FAVOR DEL CONTROL DE LA DIABETES?
- Controle siempre sus niveles de glucemia para estar bien cuando comparte con sus amigos. Nada más desagradable que sentirse mal y, por consiguiente, aburrido. Hágalo por VANIDAD, que no se refieran a usted como una persona simple o monótona.
- Qué fastidio quejarse todo el día y a todas horas porque se siente mal y vive furioso(a) porque tiene diabetes. SEA MÁS VANIDOSO(A), que vergüenza ser él o la que se queja o llora todo el día.
- ¿No le da pena tener que ir varias veces al mes o al año a que lo atiendan por urgencias o a quedarse varios días en el hospital porque no ha aprendido cómo manejar su diabetes? HÁGALO, aunque sea sólo POR VANIDAD.
- Que todos sus amigos, familiares o compañeros de trabajo le tengan lástima porque "pobrecito o pobrecita" tiene diabetes...¡NO! Valórese, usted es una persona normal y puede hacerlo todo. Haga un esfuerzo, AUNQUE SEA POR VANIDAD, y cuide su diabetes.
- Tome la decisión de decir "SÍ PUEDO Y LO VOY A LOGRAR" sólo porque usted es una "persona vanidosa" que no puede quedarse atrás mientras los demás avanzan. 
- Existen problemas espantosos y terribles. ¿Ha pensado usted qué pasaría si en lugar de tener diabetes a usted le hubiese tocado uno de esos? Sume "un poco de vanidad" a su vida y grite orgullosamente feliz "sólo tengo que aprender a manejar bien mi diabetes".
- Es sólo su pancreas el que no funciona correctamente, todos los demás órganos están bien. Siéntase orgulloso, cuide y valore lo que tiene.
- Si de verdad quiere sentir esa SANA VANIDAD entonces decida mostrar a los demás, con la seguridad, elegancia y garbo que tiene una persona, que posee una imagen positiva de sí misma.  
ESTA ES LA CLASE DE "VANIDAD" QUE USTED DEBE UTILIZAR PARA MEJORAR O MANTENER EL CONTROL DE LA DIABETES. ¡SÍ, PUEDE!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes 



 

SI EXISTE LA POSIBILIDAD, MUY BIEN...PERO ¿Y SI NO?

En todaslas instituciones escolares debería existir un lugar llamado "Enfermería", atendido por una "Enfermera" porque cuando se trabaja con niños pueden presentarse imprevistos médicos que son necesarios atender: una caida, una herida, un fuerte dolor de cabeza o de estómago, un desmayo, una fractura, una "hipoglucemia". La persona que se encarga de la enfermería debe saber prestar los Primeros Auxilios mientras se hace la diligencia de atención médica especializada, si así lo requiere.

Son muchos niños y niñas los que asisten a un centro escolar y si hablamos de diabetes la enfermera no siempre está preparada, ni tiene el tiempo para responsabilizarse del cuidado de un niño que tiene diabetes. Otros colegios, lamentablemente, no tienen enfermería, esa es la gran realidad. La mayoría de las veces sólo hay un niño con diabetes en todo el colegio por lo que, definitivamente, pretender queuna enfermera esté pendiente del niño las horas que permanece en el colegio no va a ser fácil.

¿Qué hacer ante la cruda realidad de la "falta de conocimiento de la diabetes" en los colegios y la poca atención al niño que tiene diabetes?
Si su hijo tiene diabetes es importante que usted prepare a quines corresponda: ¿qué es la diabetes?, posibles complicaciones agudas como la hipoglucemia y la forma de resolverlas, pero NO presente la diabetes de su hijo como si fuera la peor calamidad existente porque sólo inquietará a todo el personal y los llenará de temor.
- Deje en el colegio un glucómetro, tiras reactivas y un kit de Glucagon y asegúrese que la persona de la enfermería sabe utilizarlos.
- Informe de los números del médico o familiares dónde pueden comunicarse en caso de emergencia.
- Tenga a mano el horario de actividades de su hijo para que pueda guiarlo desde el primer día: usted sabrá a qué hora es su recreo  y el niño debe ser instruido en sus rutinas para ese momento, usted sabrá a qué hora es su clase de actividad física y el niño debe saber qué hacer antes de iniciarla, durante y al finalizar.
- Usted debe saber a qué hora termina su actividad escolar, cuánto tiempo se demora en su ruta escolar, planear su medicación de glucemia y llevar un refrigerio o bebida dulce para cualquier imprevisto.
- Si su niño almuerza en el colegio solicite anticipadamente el menú y enseñe a su hijo qué hacer según la ocasión. Tenga en cuenta que en algún momento caerá en la tentación de comer algo extra y debe saber cómo manejar estos antojos. No le regañe, sugiera qué hacer ante la situación.
- Si puede darle un teléfono móvil, que siempre lo lleve consigo para que llame a sus padres ante cualquier duda.
- Hable del tema del manejo de la insulina con tranquilidad, entrene a su hijo antes de ir al colegio sobre las horas en que sus glucemias tienden a subir o bajar y cómo prevenir, especialmente, las hipoglucemias. Su hijo TIENE que llevar SIEMPRE una bebida azucarada en su maletín, debe saber manejar su glucómetro, leer las cifras e interpretar los resultados. Ustedes como padres deben enseñar a sus hijos desde el primer momento. Los POR QUÉ Y LAS SOLUCIONES.
- Solicite la autorización para que a la hora que usted sabe que sus glucemias tienden a bajar pueda tomarse la bebida dulce en clase. Si tiene que explicar a sus compañeros el porqué de esta decisión hágalo de manera tranquila. 

Es totalmente entendible la angustia de los padres al momento de dejar al niño con diabetes pero no se debe infravalorar las capacidades del niño y menos aún los conociemientos que ha adquirido sobre su diabetes que, a partir del primer día de colegio, debe comenzar a llevarlos a la práctica. Así que queridos padres, la información y los conocimientos que deben transmitir al niño deben ser CONCRETOS, no largas explicaciones y tampoco lo atemorice, simplemente insista en que debe estar atento a determinadas horas y ante cualquier síntoma desconocido medir su glucemia.

Sería ideal poder contar con un buen servicio de enfermería en los colegios para la tranquilidad de los padres y con un(a) un buen enfermera(o) que conozca el tema de la diabetes, pero nos vemos expuestos a la negligencia de muchos directivos escolares o a problemas adicionales por lo que es necesario educar, educar, educar.
SÍ, SE PUEDE!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

LIBERTAD BAJO LA CONDICIÓN DE RESPONSABILIDAD

La libertad de acción, de expresión, de pensamiento...es la facultad y el derecho que tiene cada persona para elegir de manera "responsable" cómo actuar  en la sociedad, grupo, colectividad, etc. Pero si hablamos de diabetes podemos concluir que cada persona tiene el derecho de manejar su diabetes de la forma más cómoda, de manera que facilite su existencia pero que cumpla con el rigor de su cuidado.

De eso se trata, y es lógico, cada persona debería pensar en el buen manejo de su diabetes de tal manera que pueda alcanzar el bienestar físico y, por consiguiente, emocional.

Desde hace ya varios años la Educación Terapéutica trata de lograr la participación activa de la persona, es decir, que quién tiene diabetes se involucre de tal forma en el manejo de su diabetes que pueda tomar la decisiones del caso, por ejemplo, si su glucemia está muy alta debe haber preguntado con anticipación al profesional de la salud cómo solucionar esta eventualidad para que cuando una situación se repita pueda tomar, con tranquilidad, las decisiones correctas: tomar medicamento adicional, aplicar bolo de insulina, no ingerir carbohidratos, beber mucha agua, etc.

Cuando una persona que tiene diabetes "conoce y entiende" su diabetes, ha procurado educarse en el tema y sabe sus necesidades y requerimientos, bien puede tener una amplia libertad de acción porque puede moverse fácilmente en el mundo de la diabetes, prevenir y evitar complicaciones.

EL CONOCIMIENTO ES LIBERTAD PERO LA LIBERTAD ES RESPONSABILIDAD. Conocer la diabetes en toda su extensión, con todos los pros y contras le facilitará su cuidado.
Busque información, edúquese, pregunte, resuelva todas las dudas con los profesionales de la salud y con la seguridad del conocimiento, láncese a vivir la vida.
SÍ, PUEDE!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

PECES Y DIABETES TIPO 1

El propósito de este estudio fue realizar una prueba piloto de una intervención en el comportamiento innovador en adolescentes con diabetes mellitus tipo 1 (DM1), la incorporación de atención estructurada de una mascota para mejorar el control glucémico.

Distraer la atención del cuidado de la diabetes sin perder su buen manejo puede ser una magnífica opción según el estudio realizado:
Veintiocho adolescentes con una Hemoglobina Glucosilada A1C> 8,5% fueron asignados aleatoriamente a un grupo de intervención asignando un pez mascota, un Betta splendens pez al grupo control. A los adolescentes en el grupo de intervención se les dieron instrucciones para asociar todos los días y deberes semanales de cuidado de los peces, así como las tareas de autocontrol de la diabetes, incluyendo pruebas de glucosa en la sangre y la comunicación entre padres y adolescentes.

Después de 3 meses los participantes en el grupo de intervención mostraron una disminución estadísticamente significativa en el nivel Hemoglobina Glucosilada A1C (-0,5%) en comparación con sus padres en el grupo de control que tenían un aumento del nivel de A1C (0,8%).  Los adolescentes más jóvenes (10-13 años de edad) demostraron una mayor respuesta a la intervención, que fue estadísticamente significativa (-1,5% vs. 0,6%) en comparación con los adolescentes de mayor edad (14-17 años de edad).

Conclusiones:
El estructurado cuidado de un pez mascota puede mejorar el control glucémico en los adolescentes con DM1, probablemente, proporcionando claves para llevar a cabo conductas de autocontrol de la diabetes.

Fuentes:
Louise Maranda, PhD
Mayo Lau, MD, MPH
Sunita M. Stewart, PhD
Olga T. Gupta, MD
Departamento de la Salud Cuantitaiva de la Universidad de Massachusetts Medical School, Worcester, Massachusetts (Dr. Aranda), División de Pediatría General (Dr. Lau), Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas, Texas.
Departamento de Psiquiatría (Dr. Stewart), Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas, Texas. 
División de Endocrinología, Departamento de Pediatría (Dra. Gupta), Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas, Texas. 

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes 

 

EL INTRINCADO MUNDO DEL ADOLESCENTE CON DIABETES

La edad de la adolescencia es un periodo difícil cuando se tiene diabetes. El adolescente aún no tiene la madurez necesaria para tomar la responsabilidad de su diabetes y trata, además, de hacer más difícil el apoyo de los padres o la familia porque siente que ya es grande, que el cordón umbilical debe ser cortado aunque también sienta la inseguridad de dar "solo" el paso a la edad adulta.

No es fácil entender el conflicto interior del adolescente. El futuro ya comienza a interesarle: profesión, pareja, hijos. Este tipo de pensamientos se manisfiestan con mucha frecuencia, comienza a compararse con otros y hasta pretende tomar riesgos para demostrar sus habilidades. 
Está demostrando su propia identidad, su independencia y quiere estar al mismo nivel de los adultos. Pero todavía esa independencia es muy frágil, sólo quiere defender su integridad. La dependencia de los padres se olvida, sus amigos se convierten en la compañía más importante por tener los mismos gustos y preferencias. Es muy importante permitir que el adolescente con diabetes goce de libertad y responsabilidad al ensayar las comidas y dosis de insulina, en algunas ocasiones hasta que puedan hacerlo con toda la propiedad. 

El teléfono móvil debe se rmanejado con toda la prudencia. No llame a su hijo adolescente todo el día. Acuerde con él a qué horas o dígale que se comunique con alguno de sus padres a determinada hora del día.

Al acompañarlo a la consulta médica muchos quieren entrar solos: tienen muchas dudas que prefieren guardar en su intimidad porque tiene que ver con "su cuerpo". Llegad a un acuerdo, por ejemplo: solo entrar al final de la consulta. 

Aunque, parece paradójico, el saber que sus padres o algún adulto de confianza conocen el dictamen del médico les brinda seguridad. 

Al aplicar la insulina el adolescente debe sentirse tranquilo: si ha decidido hacerlo delante de sus amigos o si prefiere un lugar discreto es una decisión personal que debe ser respetada. El punto más importante es que aplique la insulina. La utilización de la bomba de insulina facilita a muchos esta decisión. 

Mientras transitan el camino de la adolescencia a la edad adulta se presentarán innumerables situaciones que pueden haberse prevenido o no; de todas formas una primera vez siempre será la oportunidad para verificar la buena gestión de la diabetes en diferentes escenarios o mejorarla, si es el caso.

Poco a poco delegar responsabilidades, confirmar la seguridad del aprendizaje adquirido, confiar en él y que él sepa que cuenta con su familia, de manera incondicional cuando lo necesite. 

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes 

 

REFLEXIONES DE UNA MAMÁ DE UN NIÑ@ CON DIABETES

Hij@ siempre, siempre estás en mi mente.
Gracias por compartir tu mundo conmigo, por permitirme observar la vida desde tu vida y cambiar la profundidad de mi mirada.

En este camino de tu vida con diabetes los días parecen eternos aunque pasen tan rápidos como el soplo del viento.

Bajo la sombra de una hipoglucemia, las noches son un amenzante pesadilla que desaparece cuando escucho tu voz clara y tranquila.

En este abrazo de nuevo día tomo la insulina entre mis manos, pienso en el pinchazo que llega y mi alegría al entender que con ella estás protegido se mezclan con lágrimas que humedecen mi corazón porque ese pinchazo lastima todo mi ser. Aplico la insulina y agradezco nuevamente al permitir tenerte junto a mí. Es una mezcla de sentimientos que confunde mi razón y puede hacerme dudar de mis propias capacidades como mamá. ¿Lo estoy haciendo bien?

Pasa el tiempo y has crecido tan frágil pero tan fuerte y siento un miedo infinito a tu futuro incierto, recapacito y me digo: "el futuro de todos los seres humanos es incierto" y vuelvo a la cama.

Eres para mí el ser más valiente y maravilloso pero en mis momentos de debilidad aún me pregunto: "¿por qué a ti?".

Siento rabia, dolor, tristeza y quisiera gritar tan fuerte que el clamor de mi grito se escuche en la inmensidad para reclamar a la vida una respuesta que ya conozco, no importa, a ese porqué. Y la respuesta nuevamente se desvanece en el aire, en los vientos y se eleva tan lejos hasta donde no puedo aferrarme a ella para maldecirla. Es en estos momentos cuando siento perdida mi fortaleza y necesito verte, escucharte y abrazarte para ser de nuevo tu mamá.

Eres tú mi fuerza y mi debilidad. Eres mi maestro y mi discípulo. Eres mis aliento y mi desazón. Eres mi tranquilidad y mi inquietud. Eres mi impulso y mi freno. Eres mi rebeldía y mi paz. Eres mi reflexión y mi inconsciencia. 
Eres mi presente y la esencia de mi vida.
Mi dulce hij@ siempre, siempre contigo...hasta el final de mi vida. ¡Te amo!

"Querida Amiga Diabetes" desea, con mucho cariño, UN FELIZ DÍA DE LA MADRE A TODAS LAS MAMÁS DEL MUNDO.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

LA DISCRIMINACIÓN LABORAL...¿CULPA DE QUIÉN?

Mientras los avances científicos evolucionan las personas con diabetes deben seguir viviendo, lamentablemente, con la concepción errónea de ser unas "personas enfermas", lo que conlleva a que el entorno se encargue de aislarlos y de considerarlos como incapaces de realizar actividades normales como trabajar; discriminando y alejando sin consideración.

Es una triste realidad que en pleno siglo XXI las personas con diabetes tengan que "demostrar a la fuerza" que sí pueden, porque no existe la confianza necesaria para que desarrollen su potencial que, definitivamente, la diabetes no afecta. Me refiero, lógicamente, a todos aquellos que manejan su diabetes de una manera responsable cuidando que no interfiera en sus actividades laborales.

Conozco el caso de una joven de 27 años, diseñadora industrial, que se presentó a una entrevista de trabajo. Al pasar todos sus exámenes psicotécnicos debía realizar su valoración médica y cuando supieron que tenía diabetes le dijeron que lo lamentaban mucho pero no podía aspirar a trabajar en esa empresa. Totalmente desilusionada, pero no vencida, le dijo al entrevistador: "Déjeme intenatrlo y si falto un solo día por causa de mi diabetes inmediatamente me retiro". Ya lleva 12 años trabajando en la empresa y ahora es la gerente.

Guillermo tiene diabetes desde los 2 años, hoy tiene 33. Es campeón de físico-culturismo, modelo profesional, abogado y está casado y con una preciosa hija.
Y estos son solo dos casos ejemplares de los mucho que observo a diario.

La pregunta es: ¿Por qué ese miedo de todos los demás a relacionarse laboralmente con una persona con diabetes?
Mis reflexiones: ¿Será por culpa de los profesionales de la salud que desde el diagnóstico los tildan de enfermos? ¿Serán las experiencias de amigos y familiares MAL CUIDADOS las que transforman la experiencia de la diabetes?¿Será la publicidad sensacionalista que habla de la diabetes como una enfermedad terminal? ¿Será culpa de cada "individuo" con diabetes que no logra adherir a su control o que, definitivamente, NO se educa, no conoce la diabetes, no se da cuenta que tener diabetes no tiene por qué incapacitarlo ni obstaculizar su vida? ¿Será que vive con su vida autocompadeciéndose por tener diabetes y todavía se considera un enfermo?

Obsérvese detenidamente y responda, sin mentirse, si usted es de los que, sin querer queriendo, está colaborando para que exista la discriminación laboral. 

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes



 

FORÚNCULOS

La piel de una persona con diabetes también puede verse afectada cuando los niveles de glucosa en sangre permanecen altos. Una de las afecciones que con más frecuencia aparece en las personas descompensadas son los denominados FORÚNCULOS, abcesos que se caracterizan por un enrojecimiento en la zona que luego comienza a tomar un color blanco debido a la acumulación de células blancas de la sangre, bacterias y proteínas que forman un punto blanco por la acumulación de pus. El forúnculo es una infección dolorosa causada por una bacteria: EL ESTAFILOCOCO, que infecta un poro (folículo piloso) o una glándula sebácea.

Los forúnculos pueden aparecer en diversas partes, las más frecuentes son cuello, hombros, espalda, piernas, nalgas, axilas. Una persona con diabetes está más expuesta a este tipo de infección porque los niveles altos de glucemia actúan como nutrientes para este tipo de bacterias.

Para prevenir y evitar estos molestos forúnculos: 
- Mantenga su diabetes bajo control.
- Lleve una sana alimentación para fortalecer su sistema inmune.
- Que su cuerpo siempre esté aseado y libre de sudor.

Consulte al profesional de la salud para que drene el forúnculo y formule alguna medicación.
Si presenta fiebre acuda al servicio de urgencias.

PREVENCIÓN, PREVENCIÓN, PREVENCIÓN.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

EN EL DÍA DE LOS NIÑOS QUE TIENEN DIABETES

Niños y niñas del mundo : espontaneidad, expresividad, alegría, actividad.

Observación, preguntas, inquietud, caricias, mimos, AMOR. La más importante razón de la vida. Compañía. Sonrisas. Miradas tiernas. Abrazos cálidos.

Tiernas voces que dicen "papá" y "mamá" con una pronunciación propia, creando frases que llenan de emoción.

Glucómetro, insulinas, plan de alimentación, médicos. Rutinas que se suman a la cotidianidad de la vida que no producen gozo, pero que es necesario aprender a amar porque es la vida de sus vidas.

Glucemias altas, glucemias bajas, conmoción total. Momentos angustios que por fortuna pasan, niños y niñas vuelven a jugar.

El sol siempre brilla, la lluvia y las nubes no interesan mientras sus voces sean la melodía que alegra la vida de los demás.

Pequeños ángeles que transmiten energía y vitalidad sin importar que la diabetes sea su compañera habitual.

Niños y niñas con diabetes que tienen que decir: "SÍ PUEDO CON LA DIABETES" para continuar sus vida. 
Pero no es sueño, es realidad. Niños y niñas con diabetes, dulces traviesos, guerreros que nos llenan de admiración.

Jueguen, canten, griten, rían, que la vida de los niños con diabetes, con una sinfonía adicional, también es una canción.
Niños y niñas con diabetes y sin diabetes, de todos los países, de todas las razas: la esperanza del mundo.

FELIZ DÍA PARA TODOS!!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes