REFLEXIONES DE UNA MAMÁ DE UN NIÑ@ CON DIABETES

Hij@ siempre, siempre estás en mi mente.
Gracias por compartir tu mundo conmigo, por permitirme observar la vida desde tu vida y cambiar la profundidad de mi mirada.

En este camino de tu vida con diabetes los días parecen eternos aunque pasen tan rápidos como el soplo del viento.

Bajo la sombra de una hipoglucemia, las noches son un amenzante pesadilla que desaparece cuando escucho tu voz clara y tranquila.

En este abrazo de nuevo día tomo la insulina entre mis manos, pienso en el pinchazo que llega y mi alegría al entender que con ella estás protegido se mezclan con lágrimas que humedecen mi corazón porque ese pinchazo lastima todo mi ser. Aplico la insulina y agradezco nuevamente al permitir tenerte junto a mí. Es una mezcla de sentimientos que confunde mi razón y puede hacerme dudar de mis propias capacidades como mamá. ¿Lo estoy haciendo bien?

Pasa el tiempo y has crecido tan frágil pero tan fuerte y siento un miedo infinito a tu futuro incierto, recapacito y me digo: "el futuro de todos los seres humanos es incierto" y vuelvo a la cama.

Eres para mí el ser más valiente y maravilloso pero en mis momentos de debilidad aún me pregunto: "¿por qué a ti?".

Siento rabia, dolor, tristeza y quisiera gritar tan fuerte que el clamor de mi grito se escuche en la inmensidad para reclamar a la vida una respuesta que ya conozco, no importa, a ese porqué. Y la respuesta nuevamente se desvanece en el aire, en los vientos y se eleva tan lejos hasta donde no puedo aferrarme a ella para maldecirla. Es en estos momentos cuando siento perdida mi fortaleza y necesito verte, escucharte y abrazarte para ser de nuevo tu mamá.

Eres tú mi fuerza y mi debilidad. Eres mi maestro y mi discípulo. Eres mis aliento y mi desazón. Eres mi tranquilidad y mi inquietud. Eres mi impulso y mi freno. Eres mi rebeldía y mi paz. Eres mi reflexión y mi inconsciencia. 
Eres mi presente y la esencia de mi vida.
Mi dulce hij@ siempre, siempre contigo...hasta el final de mi vida. ¡Te amo!

"Querida Amiga Diabetes" desea, con mucho cariño, UN FELIZ DÍA DE LA MADRE A TODAS LAS MAMÁS DEL MUNDO.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

LA DISCRIMINACIÓN LABORAL...¿CULPA DE QUIÉN?

Mientras los avances científicos evolucionan las personas con diabetes deben seguir viviendo, lamentablemente, con la concepción errónea de ser unas "personas enfermas", lo que conlleva a que el entorno se encargue de aislarlos y de considerarlos como incapaces de realizar actividades normales como trabajar; discriminando y alejando sin consideración.

Es una triste realidad que en pleno siglo XXI las personas con diabetes tengan que "demostrar a la fuerza" que sí pueden, porque no existe la confianza necesaria para que desarrollen su potencial que, definitivamente, la diabetes no afecta. Me refiero, lógicamente, a todos aquellos que manejan su diabetes de una manera responsable cuidando que no interfiera en sus actividades laborales.

Conozco el caso de una joven de 27 años, diseñadora industrial, que se presentó a una entrevista de trabajo. Al pasar todos sus exámenes psicotécnicos debía realizar su valoración médica y cuando supieron que tenía diabetes le dijeron que lo lamentaban mucho pero no podía aspirar a trabajar en esa empresa. Totalmente desilusionada, pero no vencida, le dijo al entrevistador: "Déjeme intenatrlo y si falto un solo día por causa de mi diabetes inmediatamente me retiro". Ya lleva 12 años trabajando en la empresa y ahora es la gerente.

Guillermo tiene diabetes desde los 2 años, hoy tiene 33. Es campeón de físico-culturismo, modelo profesional, abogado y está casado y con una preciosa hija.
Y estos son solo dos casos ejemplares de los mucho que observo a diario.

La pregunta es: ¿Por qué ese miedo de todos los demás a relacionarse laboralmente con una persona con diabetes?
Mis reflexiones: ¿Será por culpa de los profesionales de la salud que desde el diagnóstico los tildan de enfermos? ¿Serán las experiencias de amigos y familiares MAL CUIDADOS las que transforman la experiencia de la diabetes?¿Será la publicidad sensacionalista que habla de la diabetes como una enfermedad terminal? ¿Será culpa de cada "individuo" con diabetes que no logra adherir a su control o que, definitivamente, NO se educa, no conoce la diabetes, no se da cuenta que tener diabetes no tiene por qué incapacitarlo ni obstaculizar su vida? ¿Será que vive con su vida autocompadeciéndose por tener diabetes y todavía se considera un enfermo?

Obsérvese detenidamente y responda, sin mentirse, si usted es de los que, sin querer queriendo, está colaborando para que exista la discriminación laboral. 

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes



 

FORÚNCULOS

La piel de una persona con diabetes también puede verse afectada cuando los niveles de glucosa en sangre permanecen altos. Una de las afecciones que con más frecuencia aparece en las personas descompensadas son los denominados FORÚNCULOS, abcesos que se caracterizan por un enrojecimiento en la zona que luego comienza a tomar un color blanco debido a la acumulación de células blancas de la sangre, bacterias y proteínas que forman un punto blanco por la acumulación de pus. El forúnculo es una infección dolorosa causada por una bacteria: EL ESTAFILOCOCO, que infecta un poro (folículo piloso) o una glándula sebácea.

Los forúnculos pueden aparecer en diversas partes, las más frecuentes son cuello, hombros, espalda, piernas, nalgas, axilas. Una persona con diabetes está más expuesta a este tipo de infección porque los niveles altos de glucemia actúan como nutrientes para este tipo de bacterias.

Para prevenir y evitar estos molestos forúnculos: 
- Mantenga su diabetes bajo control.
- Lleve una sana alimentación para fortalecer su sistema inmune.
- Que su cuerpo siempre esté aseado y libre de sudor.

Consulte al profesional de la salud para que drene el forúnculo y formule alguna medicación.
Si presenta fiebre acuda al servicio de urgencias.

PREVENCIÓN, PREVENCIÓN, PREVENCIÓN.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

EN EL DÍA DE LOS NIÑOS QUE TIENEN DIABETES

Niños y niñas del mundo : espontaneidad, expresividad, alegría, actividad.

Observación, preguntas, inquietud, caricias, mimos, AMOR. La más importante razón de la vida. Compañía. Sonrisas. Miradas tiernas. Abrazos cálidos.

Tiernas voces que dicen "papá" y "mamá" con una pronunciación propia, creando frases que llenan de emoción.

Glucómetro, insulinas, plan de alimentación, médicos. Rutinas que se suman a la cotidianidad de la vida que no producen gozo, pero que es necesario aprender a amar porque es la vida de sus vidas.

Glucemias altas, glucemias bajas, conmoción total. Momentos angustios que por fortuna pasan, niños y niñas vuelven a jugar.

El sol siempre brilla, la lluvia y las nubes no interesan mientras sus voces sean la melodía que alegra la vida de los demás.

Pequeños ángeles que transmiten energía y vitalidad sin importar que la diabetes sea su compañera habitual.

Niños y niñas con diabetes que tienen que decir: "SÍ PUEDO CON LA DIABETES" para continuar sus vida. 
Pero no es sueño, es realidad. Niños y niñas con diabetes, dulces traviesos, guerreros que nos llenan de admiración.

Jueguen, canten, griten, rían, que la vida de los niños con diabetes, con una sinfonía adicional, también es una canción.
Niños y niñas con diabetes y sin diabetes, de todos los países, de todas las razas: la esperanza del mundo.

FELIZ DÍA PARA TODOS!!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

HONGOS AL ATAQUE

Sorpresivamente usted nota que alguna uña de sus pies cambia de color y se convierte en una uña con una mancha negra, amarilla o blanca que suelta un polvillo, que negrosa, etc. y como no duele se queda tranquilo, pero...pasan los días y la extensión del nuevo color aumenta, entonces esto ya no es normal. ¿Será un hongo?

La ONICOMICOSIS o infección por hongos en las uñas es una lateración muy común, muy molesta y es responsable de alrededor del 50% de todas las infecciones de las uñas.

¿Qué es un hongo?
Hongos de esos que salen en las uñas son diminutos organismos "parásitos"que prosperan en ambientes húmedos que se alimentan de QUERATINA, una proteína especial que nutre uñas, cabello y piel existiendo una total afinidad Hongos/Queratina. Como las uñas no tienen vasculatura, es decir, por las uñas no pasa sangre el sistema inmune no puede defenderlas tan eficientemente de la gran variedad de hongos existente.

FACTORES DE RIESGO:
- Pueden aparecer como consecuencia de una infección en la piel, traumatismos en la uña, enfermedades que suprimen el sistema inmunológico, calzado inadecuado que produce sudoración y conserva el ambiente húmedo propicio para su aparición.
- Aunque los hongos en las uñas de las manos  son menos comunes, comerse las uñas se convierte en un factor de riesgo.
- Utilizar uñas artificiales que no permiten que la uña respire.
- La exposición a la humedad, por ejemplo piscinas y duchas.
- Los climas cálidos.

Los hongos no son hereditarios pero sí son muy contagiosos. Evite utilizar medias, toallas y zapatos de otras personas. 

REVISE SIEMPRE SUS PIES. CONSULTE AL MÉDICO O PODÓLOGO.
PREVENCIÓN, PREVENCIÓN, PREVENCIÓN!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

 

INSULINAS EN ACCIÓN

Es necesario aprender y entender la terminología del uso de la insulina así: la dosis total de insulina, DTI, la que conocermos como INSULINA BASAL, tiene como función reemplazar la insulina endógena durante la noche, en los períodos de ayuno y durante las comidas, cubriendo aproximadamente el 40/50% de la dosis de insulina al día. Es una dosis "fija" de insulina de acción lenta, esto quiere decir que si sus glucemias permanecen bajo control no es necesario ser modificada.

La insulina que se utiliza para cubrir o manejar la acción de los alimentos en el organismo y la utilizada para corregir las hiperglucemias se denomina BOLO DE INSULINA.

Para encontrar la cantidad exacta de unidades de insulina que una persona debe aplicar antes de consumir una comida debe conocer la RELACIÓN GLUCEMIA/INSULINA/CARBOHIDRATOS, que significa: tener en cuenta la glucemia del momento, la cantidad de carbohidratos que va a comer y las unidades de insulina que debe aplicar. Para esto es necesario conocer:
LA SENSIBILIDAD A LA INSULINA, es decir, la cantidad de CARBOHIDRATOS que cubre o baja una unidad de insulina rápida. En reglas generales se dice que cubre 15 gramos de carbohidratos, es decir, si usted va a comer una porción de pastel que tiene 45 gramos de carbohidratos debe aplicar 3 unidades de insulina porque cada unidad le baja 15 carbohidratos. Pero esto es "muy personal", algunas personas necesitarán más, otras menos. Varía también depediendo del momento del día y del ejercicio o actividad física que realice.

También se habla de SENSIBILIDAD A LA INSULINA para saber cuántos miligramos de su glucemia bajan con una unidad de insulina. En general se dice que 1 unidad de insulina baja 50 mg/dl. Esta cifra también es individual, es decir, cada persona debe conocer cuántos mgrs/dl de su glucemia baja una unidad de insulina. 
¿Cómo? Existen muchas fórmulas. 
Consulte al profesional de la salud, al educador o al nutricionista. Haga sus cálculos. Encuentre fácilmente su Factor de Sensibilidad a la Insulina y se dará cuenta que esta información facilitará enormemente el manejo de su diabetes.
SÍ, PUEDE!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

LA ATENCIÓN AL PACIENTE

Es importante y necesario seguir insistiendo en la forma de cómo los profesionales de la salud deben cumplir adecuadamente las normar para atender a las personas en sus consultas, normas que para muchos pasan desapercibidas y dejan mucho que desear en el cumplimiento de una gestión ética que debería contar con un sentimiento humanista que incorpore la dignidad del paciente.
Torres Serna C. (2016). Revista de la Superintendencia Nacional de Salud, Número 9, Página 51, nos habla sobre el Concepto Integral de los Servicios de Salud, la Variable Trato Adecuado, dle cual transcribo algunas partes: 

"Los objetivos fundamentales de un sistema de salud son: 
- Generar salud.
- Sostenibilidad financiera: no generar pobreza.
- Trato adecuado (digno).
En la literatura mundial esta triada se conoce como "La Triple Meta en Salud" (The Triple Aim).
El trato adecuado se enfoca exclusivamente en los aspectos no médicos de la interacción del ususario con el sistema y no incorpora los aspectos clínicos de esta interacción.
Si una persona requiere una cirugía "Calidad Objetiva" es que el procedimiento cumpla los estándares determinados por la evidencia científica. "Calidad Subjetiva" es que el paciente se considere bien atendido y satisfecho.

EL TRATO ADECUADO
Según varios expertos de la OMS provenientes de diversos contextos culturales, en el concepto de trato adecuado los dominios son los siguientes: 
1. Autonomía: Capacidad del usuario para intervenir en la toma de decisiones relacionadas con su salud.
2. Confidencialidad:  Se relaciona con el derecho de los usuarios a mantener el control sobre el acceso a la información sobre su salud.
3. Comunicación:  Significa que el usuario tenga el timepo y la oportunidad de obtener toda la información que considere pertinente sobre su problema y sobre las distintas opciones de tratamiento.
4. Trato dignos:  Implica que el usuario sea atendido con pleno respeto a su dignidad y a sus derecho como persona.
5. Atención pronta: Se refiere al tiempo transcurrido entre la búsqueda de atención y la recepción de esta.
6. Condiciones de las comodidades básicas: Evalúa, entre otros aspectos, la limpieza de los baños y salas de espera, la amplitud de estas y la calidad de los alimentos servidos a las personas hospitalizadas.
7. Acceso de redes de apoyo social: Implica que los usuarios hospitalizados no se encuentren aislados y se mantengan en contacto con sus familiares o con otros miembros de sus redes de apoyo.
8. Capacidad de elección del proveedor del servicio: Significa que los usuarios puedan decidir con quién y dónde atenderse.

El bienestar o malestar de un usuario es un compuesto de los dos factores: atención técnica y percepción de trato adecuado. La principal característica debe darse a partir de su calidad objetiva, pero lo que define su éxito es la capacidad de acercarse al usuario y de relacionarse con él, es decir, calidad subjetiva o percibida.
La percepción del ususario es el conjunto de conceptos y actitudes que se construye a partir de sus espectativas y de la satisfacción de sus necesidades; por lo tanto, el Trato Adecuado (dignos) que el ususario recibe constituye un indicador de calidad.
Garantizar la calidad objetiva teniendo en cuenta que la mayor ventaja competitiva para lograr la satisfacción del usuario SOLAMENTE PODRÁ LOGRARSE CON UN TRATO ADECUADO.
ES LA SATISFACCIÓN TOTAL DEL USUARIO LA QUE DA VALOR AL SERVICIO: UN SERVICIO CENTRADO EN EL PACIENTE ".
ASÍ DEBE SER!

P.D Qué alegría saber que en esta parte del mundo el tema va cobrando interés.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes

PEREZA Y DIABETES

"Siento una pereza infinita cuando pienso que tengo que hacer mis exámenes de laboratorio e ir a la consulta del médico. No, mejor no lo hago", palabras de personas que suelen pronunciar de todas las edades que tienen diabetes.
"Tener que alimentarme como dice el profesional en nutrición, tener una cuenta de cuántos carbohidratos debo consumir me produce una flojera tal que renuncio a hacerlo", "qué pereza tener que vivir con esta diabetes".

Si usted tiene su diabetes fuera de control, si sus glucemias permanecen altas, claro que sí, va a sentirse sin energía, sin  ánimos, con deseos de quedarse acostado todo el día. Esto es ya un estado que requiere atención médica y todo sucedió porque...responda: porque se muere de pereza de cuidar su diabetes.
Se ha preguntado usted que tiene diabetes ¿qué hay detrás de esa PEREZA?

Si el cumplir con los cuidados de la diabetes o seguir sus rutinas se convierte en obligación es porque no existe una motivación: ¿está triste?, ¿está preocupado?, ¿tiene un miedo que no se atreve a expresar?, ¿será que su autoestima está baja?
Es posible que esa "pereza" tenga un trasfondo que usted no quiere reconocer o afrontar. El postergar o evitar el cuidado de la diabetes con esa pereza no es una buena decisión. Si usted se preocupara más por los efectos a largo plazo y menos por el efecto inmediato no dudaría en mantener su diabetes bajo control.

La pereza no es necesariamente un rasgo de la personalidad, es un hábito aprendido y el tipo de educación recibida tiene un gran efecto, por ejemplo: niños que han sido sobreprotegidos desarrollan hábitos de pereza. Los perezosos se apegan a conductas con efectos beneficiosos a corto plazo y efectos perjudiciales a futuro.

Según la psicóloga Maritza Tovar (EFE/GRB) quienes tienden a la pereza "no visualizan las consecuencias positivas de su acción, que es lo que hace a una persona resistente". Centran su atención en el precipicio y no en el horizonte, lo que genera desmotivación. A veces se esfuerzan en aquello que les da placer, pero no saben encontrar placer en la satisfacción de haberse esforzado.

Recuerde que para llegar a una meta propuesta es necesario el esfuerzo y, si de diabetes se habla, lograr mantenerse bajo control también, pero el esfuerzo nunca será en vano, le reportará grandes beneficios.

Si toma la decisión de dejar la pereza actúe: 
- Fije objetivos alcanzables y a corto plazo.
- No tome decisiones cuando emocionalmente se encuentre bajo.
- Reúnase con personas alegres que le contagien energía positiva.
- Alguna vez puede tener pereza, es normal, pero que no continúe y refuerce ese hábito. Busque el equilibrio.
- Deseche los pensamientos negativos: SI PIENSA QUE LA DIABETES ES EL PROBLEMA, EL PROBLEMA ES EL PENSAMIENTO.

Deje la pereza. Es el momento para comenzar a actuar. No deje para mañana lo que pueda hacer ya.
SÍ, PUEDE!

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes  

 

CUESTIÓN DE ESTILO

La manera en la que cada persona aplica su insulina para el manejo de la diabetes es algo muy personal: dónde aplicarla, con el método del dardo o del pellizco, en brazos, piernas o abdomen; con jeringa o con aplicador, con bomba de infusión, con los ojos abriertos o cerrados, lento, lento...o a mil; con lágrimas en los ojos, discretamente o en público, con rabia o total indiferencia; sigue siendo al gusto de cada persona, lo importante es aplicarla. Conclusión: todo es "CUESTIÓN DE ESTILO".

Existen personas a las que, aún después de varios años, les sigue dando angustia y otras a las que les toma unos segundos y lo hacen con total tranquilidad. Otras personas suelen hacerlo de forma muy discreta y otras a la luz de todo el mundo y todo sigue siendo cuestiones de estilo y también de personalidad.

Estuve haciendo un sondeo para averiguar qué  y cómo se sienten aquellos que "ven" a una persona con diabetes aplicando su insulina en público y hubo varias respuestas así:
1. No me gusta porque me produce miedo. Le tengo terror a las inyecciones.
2. Me da tristeza ver que una persona tenga que vivir esclava de una inyección.
3. No siento nada.
4. Evito mirar.
5. Me parece de mal gusto, es algo muy íntimo.
6. Eso es tener un trastorno histriónico, querer llamar la atención.
7. Será que su autoestima está muy baja y necesita exponerse para, de alguna manera, hacerse la importante.
8. Pobre mártir.
9. Quiere llamar la atención para reforzar su sentimiento de víctima o de valentía.

Pregunté también a varias "personas con diabetes" que aplican insulina qué piensan o sienten al aplicarla, ya sea de manera discreta o en cualquier lugar y a la vista de cualquier persona, y estas fueron las respuestas: 
1. El manejo de una enfermedad como la diabetes no tiene que ser un secreto pero no estoy de acuerdo, por ejemplo, en un sitio públco que una persona saque su jeringa o aplicador y se pinche. Es quere llamar la atención de una manera desagradable levantando su ropa y aplicando en el abdomen.
2. Si es con bomba de insulina es muy discreto.
3. No estoy de acuerdo porque suscita muchos comentarios, casi siempre de desagrado o de compasión.
4. Me parece que una persona tiene que ser discreta,no porque se avergüence sino porque públicamente me parece una forma "ordinaria" de hacer las cosas.
5. Eso es "exhibicionismo puro".
6. No quiere pasar inadvertida, sólo causar sensación como sea y donde sea.
7. Quiere ser el centro de atención.
8. En sitios públicos no, que busque un baño o un lugar reservado.
9. Es problema de cada cual...que haga lo que quiera.

Cada persona con diabetes maneja su diabetes de acuerdo a su sello personal, a sus costumbres, a sus enseñanzas recibidas, etc. y lógico, en el entorno habrá muchas opiniones respecto a la forma de hacer las cosas, simplemente es una cuestión de estilo que permea la personalidad de cada uno.

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes


 

EN HONOR A LOS "PIES"

Tratar el tema del cuidado de los pies para prevenir y evitar complicaciones en las personas que tienen diabetes es una de los principales preocupaciones en el mundo. ¿Será cierto esto?

"Aparentemente SÍ", pero después de leer este artículo (que a pesar de tener ya varios años de haber sido escrito: Hawtborne,K. (2001). Diabetes Voice, 46, número 3.) SIGUE VIGENTE, los casos de pie diabético y amputaciones continúan teniendo, lamentablemente, unos altos índices a nivel mundial. ¿Por qué será?

Este análisis es fabuloso, lean ustedes y se darán cuenta que continúa siendo una realidad...sin más comentarios lean.

En lo referente a la fuerte inversión en el génesis, tratamiento y las dramáticas mejoras de las ténicas quirúrgicas y caras prótesis, el profesor Jean-Philippe Assal, Jefe de la División de Educación Terapéutica para las Enfermedades Crónicas de la Universidad de Ginebra y Presidente y organizador del taller dijo: "la persistencia del alto índice de amputaciones de extremidades inferiores debe volverse hacia el mundo médico con la acusación de haber entendido demasiado pero haber hecho demasiado poco".

El profesor Assal continuó ilustrando los costes por amputación utilizando una interesante analogía: "el coste directo de nueve amputaciones por debajo de la rodilla es igual al salario anual de un equipo clínico de tres doctores, cinco enfermeros, un dietista, tres personas auxiliares y un secretario. Por el mismo dinero se podría hospitalizar a 440 pacientes al año, proporcionarles 1.500 consultas del pie, darles 820 horas de conferencias formales en grupo, organizar 45 discusiones en mesa redonda con los pacientes y sus familias, 1.100 horas de instrucción individual y pagarse la formación de posgrado 75 trabajadores sanitarios".

"Recompensar la cirugía en lugar de la educación es perverso", fue una de las conclusiones de mayor fuerza que surgió del taller. Esta fue el sostén principal del mensaje para las agencias gubernamentales y reguladoras.

El claro mensaje para quienes suministran atención sanitaria fue que la clave es la prevención y que es esencial el reconocimiento temprano utilizando métodos de diagnóstico simples.

NO, NO HAY DERECHO.

Angela Jaramillo 
Vicepresidenta
Educadora en diabetes



 

EDUCACIÓN PARA LAS PERSONAS CON DIABETES: UN DESAFÍO DE DOBLE VÍA

La transición de la Educación Tradicional en Diabetes a la Educación Terapéutica (pese a ser un modelo antiguo) ha sido lenta porque no es fácil cambiar paradigmas y, especialmente, opina "Querida amiga diabetes" porque hace falta un poco más de humildad en los profesionales de la salud y Educadores. 

No, no los estoy criticando pero es necesario tener en cuenta el AUTORITARISMO  al que se ve sometido un paciente ante la actitud del "experto super-sabio", aquel que tiene la última palabra y ante el cual el paciente se convierte en un sujeto pasivo sin poder siquiera preguntar sus inquietudes o expresar sus miedos. Aquel que no olvida la forma negativa y terrorífica de cómo le comunicaron el diagnóstico declarando una sentencia de muerte, o aquel que solo comparte amenazas que desmoralizan a cualquiera sobre lo que podrá ocurrir ante la falta de cuidado.
Ante un panorama como este...¿Quién puede seguir adelante?

La actual educación para las personas con diabetes tiene que ser una Educación Participativa, donde la persona ocupa el "lugar principal", el centro de la consulta.

*PRIMERO LA PERSONA, DESPUÉS LA DIABETES.
- Ocuparse de escuchar: ¿Quién es, qué desea, cuáles son las dificultades más comunes a las que se enfrenta en su vida diaria?
- Tener en cuenta edad, sexo, educación, tradiciones, culturas, herencias, ritmo de aprendizaje, etc. porque todo influye en el desear aprender a manejar la diabetes.
- Brindar la información necesaria y asegurarse que ha sido comprendida, que no queden dudas, y si existen resolverlas.
- Llegar a acuerdos, NUNCA imponer los puntos de vista.
- No obligar a nadie a que reciba tal o cual información y la adapte a su vida. RECORDAD QUE EL APRENDIZAJE, EN EL CASO DEL ADULTO, ES VOLUNTARIO y, por lo tanto, escoge lo que quiere aprender porque le sirve, porque le impactó o, simplemente, porque así lo decidió. Esto es muy personal y en los niños y los jóvenes es un aprendizaje a largo plazo. 
- La educación para las personas con diabetes es un acompañamiento, no un aprendizaje a la fuerza. Ir al lado del paciente: profesional siempre en el mismo nivel, nunca por encima.
- Evitar amenazas y regaños.
- NO juzgue, NO critique.
- ENTIENDA A LA PERSONA. NO SE DEDIQUE A TRATAR SÓLO LA DIABETES porque la diabetes, lógicamente, forma parte de la persona.

*DELEGUE RESPONSABILIDADES. La persona que tiene diabetes debe saber que los profesionales están para brindarle las herramientas para su autocuidado, guiarlo y apoyarlo cuando lo necesite, pero el "RESPOSABLE DEL CUIDADO DE LA DIABETES ES QUIEN TIENE DIABETES".
- Se tienen derechos pero también deberes.

*No echar en cara a todos los que se les brinda y no aceptan: indague el por qué, quizás es porque usted no sabe comunicarse de la forma adecuada, es muy dominante, no transmite bien la información o porque, simplemente, la persona tiene otros problemas que usted ni siquiera imagina.

Educar a las personas con diabetes es sinónimo de empatía, es una cuestión de dos: Profesional de la salud y Persona con diabetes. Es una labor de doble vía en la que cada  uno se da al otro para conocerse, entenderse, aceptarse, APRENDER UNO DEL OTRO. No es sólo el paciente el que aprende, los profesionales de la salud tienen en sus manos las lecciones de vida más maravillosas gracias a sus pacientes.

Sólo espero que estas palabras nos permitan reflexionar un poco más, darnos cuenta si estamos cometiendo alguna falta y pensar que quien tiene diabetes NO es un simple enfermo, ES UNA PERSONA. 

¿QUÉ NOS PASA?
Que quizás sólo miramos a la persona con diabetes con displicencia, apatía o frialdad y nos miramos a "nosotros mismos".
¿QUÉ LES PASA A LAS PERSONAS CON DIABETES?
Cada persona tiene la respuesta en su interior. 

Angela Jaramillo
Vicepresidenta
Educadora en diabetes